¡DALE, SUPERCAMPEÓN! EN PENALES LA UC VENCIÓ A ÑUBLENSE

Por Rolando Abarca/Eduardo Vilasau

Una noche que quedará grabada en la memoria de las y los “cruzados” fue la que se vivió ayer en el estadio Ester Roa de Rebolledo en Concepción.

La obtención de la cuarta Supercopa frente a Ñublense tuvo como protagonista al Zanahoria Pérez, al atajar dos penales en la tanda final.

Este es el primer título de Cristián Paulucci dirigiendo la banca de Universidad Católica. Con 15 mil espectadores, la primera parte tuvo escasas llegadas de los equipos, pero con mayor dominio de los “Cruzados”. El “Toro” acechó un par ocasiones la portería de Nicola Pérez a través del expediente del cabezazo.

UNA ROJA, EL TORO Y MUCHO HUEVO DESDE LOS 12 PASOS

En el último tramo del encuentro ingresaron Diego Buonanotte y Marcelino Núñez en lugar de Clemente Montes y Luciano Aued, con lo que la UC fue con todo en busca del empate (Mateos a los 69′ abrió el marcador para los chillanejos, tras aprovechar una serie de rebotes).

Hasta que a los 76′ Juan Leiva remató en el área de Ñublense, pero el balón fue interceptado con mano por Rafel Caroca.

Así, y tras revisión en el VAR del juez Francisco Gilabert, Zampedri lo cambió por gol y todo era ilusión para los cruzados en Ester Roa Rebolledo.

De ahí en adelante el partido siguió friccionado, sobre todo. Tan así que a los 87′ llegó la expulsión de Juan Leiva por doble amarilla. El volante cruzado se perderá el primer partido de la temporada 2022. A pesar del hombre menos la UC aguantó e incluso siguió buscando el tanto del triunfo, pero todo quedó en igualdad.

PENALES DE INFARTO Y EL TETRASUPERCAMPEONATO

En la serie de los 12 pasos la emoción se inició con el lanzamiento de Mateos que atajó notablemente el “Zanahoria”, pero Buonanotte con un tiro certero a la izquierda del arco terminó en las manos del portero de Ñublense.

Luego de varios aciertos, el partido quedó 6-6, hasta que apareció nuevamente el “Zanahoria” Pérez, quien atajó el tiro del juvenil José Navarrete. La chance del título quedó en los pies de Diego Valencia quien con un tiro ajustado sentenció el título y la locura cruzada en Concepción.

Grito del gol, algarabía, abrazos y el himno de los “cruzados” coronaron la cuarta estrella de Universidad Católica por Supercopa. El título conseguido ante Ñublense se suma a los de 2016, 2019, 2020, consolidándose como el equipo más ganador.

Además, ahora la UC suma 28 títulos oficiales, uno más que los de azul. ¡Noche redonda!

Nueva corona para la UC, que consigue una gran inyección de ánimo para encarar la recta final del Campeonato Nacional, certamen donde va por el tetracampeonato.

Start a Conversation

Su dirección de correo no se hará público.