EXJUGADOR CRUZADO DENUNCIÓ SECUESTRO DE SU FAMILIA

El delantero Álvaro Ramos, conocido como el “Chanchito”, informó que su familia estuvo por una hora amarrada hasta la llegada de Carabineros al lugar.

Por Rolando Abarca.

Una tensa situación vivió ayer martes el exdelantero de Universidad Católica, Álvaro Ramos, quien a través  de sus redes sociales denunció un asalto y posterior secuestro sufrido por su familia en Alto Hospicio, Región de Tarapacá.

El actual jugador de Coquimbo Unido utilizó Instagram para informar robo de la vivienda y criticar la falta de medidas de las autoridades de gobierno para controlar la situación migratoria que se vive en el norte grande:

“Se metieron a robar y tenían secuestrada a mi familia en Alto Hospicio. Gracias a Dios ahora están bien. Fueron extranjeros, por su acento. Nos tienen la cag… en la Primera Región y siguen entrando más y más delincuentes. Hagan algo”, comentó el delantero.

El delantero que militó en Universidad Católica entre las temporadas  2012 y 2015 entregó más detalles al programa “Contigo en la Mañana” de CHV del delito ocurrido a las 6 de la mañana en el inmueble.

“Fueron mis cuñados, mis dos hermanas y los tenían ahí amarrados. También los agarraron a ellos, y alcanzó uno a correr para llamar a Carabineros pidiendo ayuda. Después, pegándole con la pistola en la cabeza a mi cuñado, a mi mamá la tenían amarrada, estaban hasta tocando a mis hermanas”, reveló.

Más tarde informó que el atraco duró aproximadamente una hora hasta la llegada  de Carabineros y los delincuentes al darse a la fuga abandonaron un vehículo que tenían todas las especies de la familia del jugador.

“Me acaban de informar que detuvieron a los ladrones, los tiene Carabineros con la PDI[…] Esperamos que se haga justicia y no solo por mi familia, sino que por todos los iquiqueños que están pasando por esto, hay muchos asaltos. Son extranjeros, son venezolanos”, afirmó Ramos en el programa.

Start a Conversation

Su dirección de correo no se hará público.