LA UC EMPATÓ CON COLO COLO Y PERDIÓ CHANCE DE LIDERATO

Universidad Católica empató sin goles ante Colo Colo en San Carlos, por la undécima fecha del Campeonato Nacional. Un empate deslucido protagonizaron cruzados y albos en la versión 179 del clásico.

El primer tiempo fue ampliamente a favor de la visita. El primer aviso fue de Gabriel Costa a los 5′. El atacante uruguayo-peruano quedó mano a mano con el “Zana” Pérez, pero el portero cruzado se impuso sacando la primera de muchas en que le tocó intervenir.

Pero, a los 9′ el tricampeón respondió. Córner servido por Marcelino, la zaga “alba” que la deja en el área y Valber Huerta sacó un remate que fue repelido en la línea. Clarita para la UC.

Colo Colo era un equipo corto, con pressing alto y con un mediocampo que, por grandes pasajes del primer tiempo, se impuso en La Fortaleza. A los 22′ Gabriel Costa lanzó un tiro libre que fue, nuevamente, contenido por Pérez, de gran partido.

La visita, además, generaba peligro contante con sus laterales: Suazo y Jeisson Rojas. Ambos fueron un permanente dolor de cabeza para la defensa cruzada, sobre todo para “Catuto” Rebolledo, quien jugó por la izquierda (Cornejo lesionado, Parot en la banca).

En tanto, en el medio Leonardo Gil manejaba los tiempos en un mediocampo que presionó a la zaga de la UC ¿Y el ataque? bueno, El “Toro” fue siempre controlado por los centrales Zaldivia y Amor, mientras que Puch tampoco pudo sacar muchas ventajas frente Rojas.

SEGUNDO TIEMPO

U. Católica comenzó el complemento con una mejor actitud, pero fue el “Cacique” quien llegó primero. Costa, nuevamente, pateó desde fuera del área, pero un seguro “Zana” Pérez atrapó el balón.

A los 60′ el “Toro” tuvo casi la única en todo el partido: centro desde el sector derecho, pero su cabezazo en el área visitante fue muy débil.

A los 66′, tras un ataque visitante, la pelota le quedó al borde del área al excruzado, César Fuentes, quien sacó un misiliazo que pasó muy cerca, yéndose por arriba del travesaño.

Un par de tiros libres de Leonardo Gil fue lo más peligroso de la visita. Lo mismo Universidad Católica: un par de tiros libres de Marcelino Núñez, pero poco más.

Lo más lamentable de la tarde fue el ingreso, e inmediata salida de Gonzalo Tapia. El joven atacante cruzado ingresó a los 78′, pero se mantuvo muy poco encancha por una lesión muscular, por lo que los cruzados debieron aguantar el final con 10 jugadores.

Ahora, el equipo de Gustavo Poyet deberá dirigir sus fuerzas y ánimos de cara al miércoles cuando Universidad Católica visite a Palmeiras por la vuelta de los Octavos de Final de la CONMEBOL Libertadores.

Start a Conversation

Su dirección de correo no se hará público.